Tag Archives: portabebés

Abrigos de porteo LennyLamb

Hasta ahora conocíamos los portabebés (fulares, bandoleras, elásticos y mei tais) de la marca polaca LennyLamb, característicos por su colorido, por realizarse íntegramente en Europa y por usar en muchos de ellos la mezcla de algodón con bambú, que ofrece una suavidad extrema.  Pero LennyLamb nos ofrece también accesorios de porteo como abrigos, ideales para la época en la que estamos entrando. Actualmente contamos con dos versiones de abrigo de porteo LennyLamb, la versión Coat y la versión Softshell. No se puede decir que una sea mejor que otra sino que tienen características diferentes que os paso a detallar:

Abrigo de porteo LennyLamb Coat

– Puede usarse al frente y a la espalda, con uno o dos bebés (uno delante y otro detrás), como abrigo normal (sin bebés) y durante el embarazo.

– Incluye dos insertables ajustables que se pueden usar indistintamente delante y detrás.

– Incluye capucha desmontable para el porteador y el bebé.

– Es impermeable en el exterior y de polar grueso en el interior.

– Bajo ajustable.

– Bolsillos cerrados con cremallera.

Puños ajustables de polar.

En detalle (los colores y el brillo no se ajustan a la realidad debido al flash):

Abrigo normal, sin usar como abrigo de porteo, al frente: es largo, llega a media pierna, y de corte recto.

DSC_0476p

Abrigo por detrás:

DSC_0475p

Una pieza forrada de polar protege la zona trasera de la abertura superior donde se coloca el insertable (vista del interior del abrigo por la espalda sin insertable):

DSC_0480p

Abrigo por detrás con la capucha puesta (se monta y desmonta con cremallera):

DSC_0477p

Vista lateral:

DSC_0478p

 

 

Puños ajustables bajo la manga impermeable:

DSC_0486p

Gomas de ajuste en el bajo:

DSC_0456p

Bolsillos forrados de polar y cerrados con cremallera:

DSC_0457p

Con bebé delante sin capucha (insertable ajustable en la zona de la cabeza del bebé y en la zona final:

DSC_0454p

DSC_0462p

Detalle de los ajustes:

DSC_0455pDSC_0469p

El cuello del porteador queda protegido incluso con el bebé delante, gracias a la pieza que incorpora el insertable (si se quiere llevar el cuello descubierto puede colocarse el otro insertable que no lleva pieza del cuello). Esta pieza también es ajustable para mayor protección contra el frío:

DSC_0460pDSC_0458p

Bolsillo en la zona del cuerpo del bebé en uno de los insertables:

DSC_0461p

Capucha desmontable ya colocada en el insertable (se monta y desmonta mediante cremallera, en cualquiera de los dos insertables). Tiene dos salientes laterales que cierran con velcro para proteger mejor el cuello del bebé en casos de frío extremo. Está forrada también con polar y es ajustable mediante gomas laterales:

DSC_0466pDSC_0465p

La capucha para el porteador, desmontable mediante cremallera, ajustable mediante gomas laterales, forrada con polar y con alas laterales que cierran con velcro para proteger mejor el cuello:

DSC_0464pDSC_0463p

El bebé en la espalda, también puede colocarse la capucha aunque en las fotografías no aparezca:

DSC_0468pDSC_0467p

Está disponible en tres colores: azul noche/negro, granate/claret, y azul vivo; y en 4 tallas (s, m, l, xl) que se corresponden con las tallas habituales de prendas de vestir.

Abrigo de porteo LennyLamb Softshell

– Puede usarse al frente y a la espalda, con uno o dos bebés (uno delante y otro detrás), como abrigo normal (sin bebés) y durante el embarazo.

– Incluye dos insertables ajustables que se pueden usar indistintamente delante y detrás. Incorpora un tercer insertable más estrecho que permite estrechar y ensanchar el abrigo para servir a dos tallas diferentes.

– Incluye capucha para el porteador y el bebé (no se separa del abrigo como en el caso del Coat pero se abre y queda a modo de solapas planas).

– Es impermeable y cortavientos en el exterior y de polar en el interior.

– Bajo ajustable.

– Bolsillos cerrados con cremallera.

En detalle (los colores y el brillo no se ajustan a la realidad debido al flash):

Sin insertables, por delante, con el insertable estrecho. Las solapas laterales se van ensanchando hasta formar el gorro en la parte trasera, que lleva una cremallera en medio. Es ligeramente más corto que la versión Coat aunque tapa el culo. También es ligeramente entallado en la cintura. Las mangas no llevan puño sino un doblez que se puede usar así o extendido.

DSC_0444p

Abrigo por detrás (el color no es real) con la capucha hacia delante:

DSC_0482p

Bolsillo forrado con polar y cerrado con cremallera y bajos ajustables mediante gomas:

DSC_0474pDSC_0473p

Con bebé delante. El insertable se ajusta en la zona del cuello del bebé y en la zona inferior donde termina la forma del bebé. Tiene una banda para proteger el cuello del porteador aunque si se desea se puede usar también el otro insertable que no lleva esta banda.

DSC_0472p

DSC_0451p

DSC_0450p

DSC_0449p

Con la capucha para el bebé colocada (mediante cremallera):

 

DSC_0453p

Con el bebé detrás y la capucha para adulto desplegada en los laterales:

DSC_0470p

Está disponible en tres colores (negro, azul y rojo) y cuatro tallas: S, M, L y XL; se corresponden con el tallaje habitual.

Ergonómico versus no ergonómico

Esta duda, aunque quizás sin utilizar estos términos, se les plantea a muchos padres y madres y futuros padres y madres cuando se encuentran con el dilema de comprarse un portabebé.
En otras ocasiones no hay duda sobre el tema ya que los padres desconocen incluso la existencia de portabebés ergonómicos, directamente se compran una mochila no ergonómica porque no conocen otra cosa, porque son las que más se anuncian en las revistas de bebés, las que más se veían por la calle… y digo “veían” porque los portabebés ergonómicos les están pisando el terreno.
Pero… ¿qué diferencia un portabebé ergonómico de otro que no lo es?
La principal diferencia está en la posición que adquiere el bebé dentro del portabebé. En las mochilas no ergonómicas el bebé va colgado de sus genitales, el peso recae sobre estos y las piernas quedan estiradas. Esta NO es la posición correcta para un bebé. Realmente no es una posición correcta para nadie, imaginaos a vosotros mismos colgados de vuestra entrepierna y que todo vuestro peso recayese ahí. Supongo que no iríais cómodos mucho tiempo.
La posición correcta en un portabebé es la  “postura ranita”, que consiste en colocar las piernas del bebé abiertas en un ángulo adecuado (unos 45º respecto al eje del cuerpo) con las rodillas flexionadas y ligeramente por encima del culete. De este modo la articulación de la cadera queda relajada (la cabeza del fémur encaja en el acetábulo de la cadera). Con esta postura se pueden prevenir futuros problemas de cadera e incluso se mejora la displasia de cadera.
Imagen: http://www.hipdysplasia.org/
La columna también queda en una posición concreta y correcta en un portabebé ergonómico frente a otro no ergonómico. En las mochilas no ergonómicas queda recta e incluso arqueada en el sentido inverso a su posición natural si se coloca al bebé cara al mundo en vez de cara a sus padres (esta posición puede ser muy perjudicial tanto para el bebé como para los porteadores, para el primero por el arqueamiento antinatural de su columna adaptándose al pecho de los porteadores y por la sobre estimulación que puede recibir del exterior, quedando sin contacto visual con sus padres o cuidadores, y para los segundos porque el peso queda más alejado del cuerpo y se acentúa, obligando a inclinarse hacia delante al cambiar el centro de gravedad). En los portabebés ergonómicos la espalda adopta una forma de C que es la postura natural de la columna del recién nacido, que irá variando paulatinamente durante los dos primeros años hasta alcanzar la forma de S definitiva que tiene la columna de un niño que camina y del adulto.
Imagen tomada de  http://www.mowgli.es   ©Nicole Rudolf, www.stillen-und-tragen.de
Todos estos datos relativos a la posición correcta en el portabebé son sencillos de comprobar ya que se trata de posiciones naturales. Sólo hay que comprobar cómo cargamos a nuestros hijos en brazos, las posiciones en las que los llevamos de manera natural incluso sin portabebé, nunca los llevamos totalmente rectos, sino apoyados en nuestro regazo si son muy bebé o en nuestra cadera, con las rodillas separadas sin son más mayorcitos. O también podemos comprobar la posición en la que duermen los bebés, no duermen totalmente estirados, como tampoco lo solemos hacer los adultos, sino que relajamos y doblamos nuestras piernas. Así mismo, podemos ver estas posiciones en los bebés con problemas de cadera, a los que se colocan arneses o doble pañal para favorecer la apertura de la cadera y la elevación de la rodilla, encajando los huesos de ambas.
Teniendo en cuenta la comodidad del porteador, y no sólo la posición correcta del bebé, hay también varios puntos en los que podemos diferenciar un portabebé ergonómico de otro que no lo es. Los portabebés ergonómicos suelen tener (o poder formar) tirantes más anchos que permiten posiciones diferentes según se coloquen delante o detrás y permiten un ajuste al milímetro al cuerpo del porteador para que el bebé quede lo más cercano al cuerpo que sea posible. Las tiras deben quedar alejadas del cuello y sujetar de manera firme la espalda del porteador. En las mochilas ergonómicas, si ésta se coloca detrás, es recomendable que haya una tira de unión de ambos tirantes para que éstos queden a la altura correcta en el hombro.
Si queréis más datos sobre el tema, sobre los portabebés ergonómicos y las posiciones correctas en ellos podéis acudir a Red Canguro, la Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés.
Adaptado del artículo escrito orginalmente para Mamis y Bebés. Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso de MisCanguritos®

Fulares Natibaby y Vatanai viajeros en Red Canguro

Durante casi todo un año un fular Natibaby de sarga cruzada y un Vatanai también en sarga y 100% algodón se fueron de viaje por toda España, parando una semana en las casas de las participantes del foro de Red Canguro. En este viaje muchas familias han podido disfrutarlos y conocerlos un poco más, esperamos que la experiencia les haya gustado a todos. A continuación os dejo las impresiones y fotografías de algunas de las foreras que participaron en el viaje. Y al final de  la entrada… ¡el resultado del sorteo!

Desde Toledo, Edith nos contaba sobre ellos:

La primera impresión, el vatanai :jarr: es suavecito y fino, veremos luego que tal soporte tiene. El color me encanta y eso que no soy yo de azules.
El natibaby es más “aspero” no sé quizás con un poco de doma…
Bueno os cuento un poco mi experiencia con los fulares. En general me ha gustado más el vatanai, es super fino y muy cómodo, no se me clavaba nada. Mi peque pesa unos 11 kilitos. El color en un principio me gustó mucho pero luego al verlos en acción en la calle me gusta muchísimo más el colorcito del natibaby, ahora para el invierno que se nos acerca tiene un colorcito ideal. Pero el natibaby no me ha terminado de convencer la verdad, no sé quizás porque todavía no esta casi usado pero no iba cómoda, se me clavaba un poquito.
Y nos dejaba estas fotos tan bonitas:

Conchi, desde Alicante, nos decía:

El Vatanai me sorprendió por finito y con soporte, me enamoró:x enamorado además los colores eran preciosos.
El Nati era más gordito, pero también me gustó mucho para ser algodón, por su soporte.
En Alicante estuvieron también con Carmen, que contaba sobre ellos: me gustó mucho el color del natibaby, pero el vatanai era muy agradable al tacto. Y nos envió estas fotos tan lindas, gracias Carmen 🙂
Izaya, desde Badajoz, nos envía una divertida foto, gracias Izaya!

En Cáceres estuvieron con Diana, que nos cuenta:  Me han gustado bastante los fulares. El Vatanai me ha sorprendido por su finura. Me ha resultado muy fácil de anudar y ajustar. De soporte no puedo valorar mucho porque mi peque aún es muy peque, aunque está como una bolita, y la mayor no quiere ni arrimarse a los trapos.

El nati me ha gustado tb mucho, más fino y manejable de lo que esperaba y me ha dado la impresión de ser muy sólido, de esos que resultan estupendos para pesos pesados, aunque no sé si al ser fino se clavará con mucho peso…

Rocío los probó brevemente durante su paso por Madrid y nos contaba: Yo la verdad es que los he probado muy poco, Mi hijo está en una fase difícil en la que solo se presta de buen grado si hay teta de por medio :roll: :(
Estéticamente me han gustado mucho los dos, y el tacto del nati tb me sorprendió mucho. El soporte del nati me ha parecido estupendo, me ha parecido un fular muy cómodo y con sensación de no ser muy caluroso.
El vatanai es fino, fino. Lo veo ideal para veranito, pero con mi gordo se me clavaba, no conseguí estar cómoda con él.
Por Barcelona estuvieron con Neus, que nos deja estas impresiones:  Cuando me llegaron mi peque ya estaba sobre los 10kg, y ya no estaba usando fulares 100% algodón porque me siento más cómoda con mezclas con lino, a pesar de ello les dimos uso.  El nati tiene unos colores preciosos, deslizaba muy bien y era fácil ajustarlo, creo que tiene que ser ideal con bebés más chiquitines.  El vatanai a pesar de ser muy muy fino  tiene un soporte extraordinario, a pesar de ser una talla grande no ocupaba mucho plegado, por lo que creo que puede ser una buena opción incluso en verano.
También en Barcelona, Laura explicaba sobre los fulares: Me encantaron los dos! El azul del Vatanai es precioso, y ¡qué finura! parece que no lleves fular. No da calor y es muy ligero; ideal para veranito (los tuve en casa unos días que hizo mucho calor), se ata genial y aunque es muy fino, aguanta muy bien el peso. Suelo llevar a mi niña en DH y lo noté muy cómodo. Aunque eso sí, hay que ajustar bien, no es un fular apto para churrinudos…Lo veo para mamis ( y papis) con cierta experiencia en el uso de fulares con bebés grandes, o bien para bebés pequeñitos si fuera el primer fular. Ideal para portear en verano sin agobio de tela. Es el único fular con el que puedes hacer una DH en pleno julio!
El Nati me llamaba menos a primera vista, pero es de los fulares que me gustan más puestos que en el armario (con algunos me pasa al revés :lol: ) Más gordito que el Vatanai, a mi parecer mejor soporte pero no tan fresquito, aunque estaba súper suave ya del uso y se ajustaba fácilmente. Pese a ser un fular de sarga cruzada, no me pareció nada gordito. Un fular muy manejable, ideal si sólo se tiene un único fular, por su versatilidad.

Raquel, desde  Granada, nos dice: Los fulares me parecieron muy bonitos, tienen unos colores preciosos. 

 Me han gustado mucho, especialmente el vatanai,  pues es muy fino y se maneja muy bien , y además no da mucho calor. Ideal para el verano. 
El nati Baby también me ha gustado y también es bastante fino, aunque n o tanto como el otro.  En fin, muy diferentes a los fulares que había probado hasta ahora, mucho mas gruesos. 
Y envía estas fotos, gracias Raquel:
Y para finalizar, Yolanda desde Gerona, nos cuenta su experiencia con los viajeros:

El vatanai me ha encantado tanto por el color azul como por lo finito y fresquito que es. Lo pude probar por casa con mi peque y me pareció que tenía muy buen soporte para lo fino que es. Cuando abrí el paquete y lo toqué pensé que con los 11 kilos de mi peque se me clavaría pero no ha sido así. Encuentro que es ideal para el veranito. Además los nudos quedaban pequeñitos y no me resultó muy difícil de ajustar.
 
El natibaby sólo pude probarlo con un nudo y aunque el color no me gustó demasiado el soporte era muy bueno. Este era un poco más grueso que el vatanai y con mis nudos de principiante me costaba un poco más de ajustar.
Gracias de nuevo a todas por participar y llenar estos fulares de tan buenas vibraciones.  Ahora llegó el momento de que se vayan a sus nuevos hogares, que son…
Natibaby: Izaya
Vatanai: Conchi
¡Enhorabuena!

Portabebés Colimaçon et Cie viajeros: fin de ruta

Después de más de un año de viaje por toda España los fulares y la bandolera Colimaçon de tejido orgánico han vuelto por fin a casa. Ha sido un año muy intenso, ha pasado por muchos hogares y han sido utilizados por muchas mamás y bebés, aunque también por algún salado 🙂 En general las sensaciones con ellos han sido muy buenas, especialmente del fular BIOTIFUL 50% lino, que a pesar de parecer indomable, va suavizando con el uso y ofrece un soporte excelente. La bandolera también ha triunfado, sobre todo por su suavidad. Pero mejor os dejo con los comentarios y fotos de algunas de las familias que los han probado. ¡Gracias a todos por este año de viaje y las buenas vibraciones con las que han vuelto a casa!

Rocío, desde Madrid,  nos contaba de la bandolera Colimaçon con plegado PMC inverso:  “Mi peque está en medio huelga de porteo y nada más que quiere andar. Sólo he podido probar la bandolera, y para salir por las mañanas al trabajo, que como va medio dormido todavía se deja. Me ha parecido muy cómodo el plegado, que no lo conocía, y aunque yo no soy muy de verdes, el tono me ha gustado mucho. ”

Ariadna (Barcelona) también nos habló de la bandolera: “Hace ya casi un año que tuve estos viajeros en casa… al inicio de su viaje!
No he tenido que hacer muchos esfuerzos para recordar que la bando nos encantó! el color, la suavidad ( y eso que era nueva!) y la comodidad que no había encontrado en ningún otro portabebé asimétrico (ese marsupina inverso es genial!).”

Gloria (Gerona) nos habla de los portabebés de algodón, estábamos justo al inicio de la ruta y el Biotiful aún estaba algo tieso: “Mis impresiones geniales!, ademas que pude probar en distintas edades de bebés, mis hijos y mi sobrina, sobretodo me gustó mucho el fulard frambuesa y la bandolera, supersuaves y eso que era al principio, pero me gustaron mucho mas que el bio, que tambien estaba bien, pero no era tan suave como los otros dos.”

Además nos manda estos preciosos montajes fotográficos:

Eva, desde Teruel, nos manda fotos de la bandolera, que le gustó especialmente:

Neus nos cuenta lo siguiente desde Barcelona: “Los 100% algodón me han encantado, son muy finitos, los colores son muy muy veraniegos y los he podido llevar perfectamente sin sudar (a pesar de ser agosto y la humedad que hay por aquí :calor: ) ; y el 50% ha sido el que más he usado, y mira que no me lo esperaba, porque yo con colores claros no me veo…pero ajusta que es una maravilla y da la impresión de ser la caña en cuanto quede más domadito. De hecho mi costi la primera vez que nos lo vio puesto comentó que sólo mirándolo ya daba la sensación de tener muy buen soporte.

En Badajoz estuvieron con Izaya, que nos dice de los Colimaçon: “A mí me han encantado todos, son una pasada de suaves incluso para estar recién domaditos….y los colores muy frescos…” Además nos manda estas dulces fotos:

En su viaje pasaron por casa de Nekane en Bilbao, que nos habla de ellos así:  “Lo que más hemos usado ha sido la bando, que me ha encantado. Mira que no soy de bandos y últimamente las he redescubierto y me encantan. Esta es ideal, super suave, corre genial por las anillas y tiene un ajuste perfecto. Ha aguantado los 13 kg de Ander muy bien para ser solo algodón. Solo la he sacado una pega, es cortita y no me llegaba para hacer un canguro a la espalda.

El fular con lino me ha parecido super suave (supongo que se nota que ya está trotadito), fino, facil de anudar (conseguí hacer una doble hamaca decente  ) y cómodo. Pero solo le hemos probado en casa, Ander hace tiempo que solo pide brazos cuando está muy cansado y ya no usamos fulares largos.

Y el color frambuesa no he llegado ni a desdoblarle, aunque me pareció super suavecito.”

También nos manda esta foto tan linda:

Paula, desde Madrid, nos recuerda el paso de los Colimaçon viajeros por su casa con este precioso collage :

“Durante el embarazo de mi tercer hijo me recomendaron que dejase de cargar peso por un pequeño problema, ¡qué difícil con 2 otros peques en casa! Lo hice, excepto por unas horitas de inconsciencia en las que usé una bandolera para “acochar” y mimar a mi hijo de 18 meses, que tenía mucha fiebre y lo único que le calmaba eran mis brazos. Al fin y al cabo usamos los portabebés para repartir mejor el peso y que no se nos cargue una zona y la bando colimaçon, por su soporte y suavidad resultó perfecta, ¿qué mejor ayuda aquel día?”

Diana (Cáceres) nos habla de los viajeros así: “tengo que decir que me han gustado mucho los fulares y la bando. Los hemos usado sobre todo en doble hamaca a la espalda y ambos me han resultado cómodos y fáciles de ajustar. El frambuesa me encanta por el color y lo suavecito que está, pero el de lino me ha sorprendido mucho. Aunque no es tan suave lo cierto es que está bastante manejable y no es muy gordo, hace un nudo relativamente fino y lo he encontrado estupendo de soporte. Tuve a la peque, con sus 7 kilillos ya, más de tres horas seguidas una mañana y aguantamos estupendamente.
La bando he de decir que el tejido me encanta y también el color y además no se escurre por las anillas -aunque no la hemos probado ratos muy largos-, pero el plegado no me ha resultado cómodo. Tenía ganas de probarlo, pero definitivamente me van más los que no son inversos, o el sakura.” Y nos manda unas bonitas fotos:


A su paso por Cádiz  estuvieron con Virtudes, que nos cuenta: “Yo solo habia utilizado hasta ahora un minsa (siempre preanudado porque me resulta muy dificil hacer otro nudo) y me iba muy bien pero pasabamos ya mucha calor. Tambien he probado una mochila boba y tambien me gusta mucho pero yo queria portear a un recien nacido. Asi que entre mi poca destreza (y paciencia) para los fulares y la epoca de calor que me coge pense en una bandolera fresquita. Y la verdad es que esta me ha gustado mucho, no es muy gruesa y es muy suavita, muy comoda de llevar. Pero los fulares, contra todo pronostico, tambien me han gustado mucho, a lo mejor mas que la bando porque me parecia que sujetaba mejor al niño. Ademas son tan suaves… Hasta el de lino es suave y manejable y los colores preciosos todos. Esto demuestra que no hay que gastarse un paston para tener un producto bueno y bonito. Mi niño ha estado muy comodo en los 3 portabebes y pasaba todo el tiempo dormidito desde que lo ponia hasta que lo quitaba, a lo mejor 3 horas despues. A mi me dejaba hacer las cosas y el podia descansar pegado a mi que es como mas le gusta. Asi que por mi parte muy satisfecha, aunque los novatos como le tenemos que echar algun ratillo a los nudos  del fular, pero no es tan complicado. Muchas gracias por realizar este tipo de cosas para que las pocas atrevidas como yo podamos disfrutar tambien del porteo.  ”

Rebeca, desde Madrid, nos envía fotos con los tres viajeros:

Lidia, también desde Madrid, nos manda estas dulces fotos:

Yolanda, desde Gerona,  nos cuenta de los viajeros: “El fular de algodón 100% rosa tiene un tacto súper suave, me ha encantado el color y aunque es color frambuesa hasta me lo cogería para mi nene. Para hacer los nudos me ha costado un poquito porque és un poco grueso pero todo hay que decirlo… era mi primera experiencia con fulares

El fular de 50% me ha gustado mucho también, me esperaba que fuera más tieso porque al ser de lino… pero no ha sido así. También me ha ayudado que es más fino y más fresquito que con los calores se agradece y los nudos no me costaban tanto. El soporte genial y eso que mi niño es un peso pluma pero aún así se nota mucho el lino.
Y por último la bandolera que me he enamorao!!!!!!! El color precioso y la comodidad buenísima. Lo único que las anillas me quedaban un poco bajas no se si por el plegado que no le he acabado de coger el tranquillo. Lo que si que me ha gustado de este plegado es que no queda tan extendido en el hombro y me permite más mobilidad del brazo.”
Y nos manda más fotos:
María (Cáceres) nos cuenta: “Tal como tenemos ahora el porteo de limitado pude probar el de lino que era por el que tenía más curiosidad, lo probamos un ratito de nada en un canguro delante, pero me gusto mucho, se parece a los 50 % lino, aunque un poco más fino (lo veo ideal para el verano) y también con algo menos de soporte que éstos. Creo que como bandos también tienen que ir muy bien. Lo único malo el color que no me decía mucho, pero para teñirlo en un degradado. El colimacon frambuesa no lo pudimos probar pero me gustó mucho más que los antiguos, es mucho más suave y manejable que los primeros colimacones que eran difíciles de pelar. La bandolera también me ha gustado mucho, parece fácil de ajustar y muy muy suavita, creo que es ideal como primera bando y el color verde precioso, muy divertido y fresco también para el verano.”
Nos manda esta foto:
Estuvieron también con Carmen en Alicante, que nos manda estas fotos:
Y terminamos con Vanessa, desde Gerona, que nos cuenta: “La bandolera nos encantó, aunque no acababa de verme cómoda con el plegado, no sé si era que no me lo ponía muy bien o que…

El Bio lo usamos toda una mañana entera para hacer recados, poniendo a la peque en pañal nos fué de lujo y muy bien de soporte, que mi renacuaja ya pesa 10 kg. Y el rosa no lo pudimos probar, apenas lo saqué de casa por el tiempo que nos hizo y no tengo fotos…Pero me encantó lo amoroso que estaba…enamoradita me quedé…” y nos envía preciosas fotos:
Y después de la ruta, como siempre, llega el sorteo. En esta ocasión los números ganadores han coincidido con los nombres de…
Fular Biotiful: Eva de Teruel
Fular algodón: Neus de Barcelona
Bandolera: Gloria de Gerona
¡Enhorabuena!

SICB 2011: Portabebés, un mundo de posibilidades

Un año más celebramos la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, del 10 al 16 de Octubre y con el lema “Portabebés, un mundo de posibilidades”. Y qué cierto es este lema… quién no ha intentado meter en la playa un carrito, o hacer senderismo con una pesada mochila llena de metal y arneses, o viajar en transporte público con la sillita, o atender a dos hermanos que se llevan pocos meses, o… En todas estas tareas cotidianas y en muchas otras, los portabebés ergonómicos nos abren un mundo de posibilidades, nos ayudan, dejan libres nuestras manos para trabajar, cuidar y abrazar… nos permiten hacer una excursión a la montaña llevando a nuestros bebés incluso cuando aún no caminan, nos facilitan la lactancia, el cuidado de los hijos mayores, podemos hacer las tareas de la casa sin tener que dejar a nuestro bebé solo en la cuna o hamaquita, podemos ir a la playa, bañarnos, bailar y un largo etcétera que sólo descubres cuando el portabebé entra en tu vida.

Si aún no conocéis los portabebés ergonómicos, o si los conocéis y queréis pasar un buen rato, no dudéis en pasaros por las marchas y encuentros que se están organizando estos días en toda la geografía española a través de Red Canguro (y si vivís fuera visitad también la página internacional de la SICB).

¡Feliz porteo!

Jabón Eucalan en MisCanguritos

Desde hoy está disponible la gama Eucalan en MisCanguritos en sus cuatro fragancias y en tres tamaños, botella de 500 ml (para unos 95 lavados a mano o 33 a máquina), botella de 100 ml (para unos 20 lavados a mano) y muestra de 5 ml (para un lavado a mano). También puedes encontrar las toallitas Eucalan, impregnadas en jabón para llevar en el bolso y usar en situaciones de emergencia fuera de casa.

Eucalan es un jabón especialmente diseñado para lavar prendas delicadas sin necesidad de aclarar. Perfecto para lencería, ropa de bebés y niños, lana, seda, etc. 

Además de ser respetuoso con las prendas lo es también con el planeta ya que no contiene productos tóxicos, colorantes ni aromas artificiales, es biodegradable, libre de fosfatos y cloros y la botella es de plástico reciclable. Está enriquecido con lanolina natural, que actúa como un acondicionador natural de las fibras, manteniéndolas flexibles, y aromatizado con aceites esenciales puros de eucalipto, lavanda o pomelo. También disponible en versión sin aromas (natural). 

Eucalipto: auyenta la polilla por lo que es ideal para prendas de lana, especialmente en los cambios de temporada, cuando van a almacenarse durante varios meses.

Pomelo: antiséptico natural, está indicado para el lavado de prendas de vestir que quedan en contacto con la piel, como el punto de algodón, la ropa de deporte, los trajes de baño y la lencería.

Lavanda: aúna propiedades antipolilla con antisépticas por lo que es ideal para todo tipo de prendas. El suave aroma de la lavanda tiene propiedades de aromaterapia. Es la fragancia más versátil. 

Natural: no se han añadido aromas pero tampoco químicos que eliminen el olor natural de la fórmula Eucalán. Perfecto para pesonas sensibles a los aromas. 

Puede utilizarse tanto para lavado a mano como a máquina (comprobar siempre la estabilidad de los colores de las prendas antes del primer lavado)

Lavado a mano: añadir Eucalan (5ml o una cucharadita por cada 4 litros de agua, mayor cantidad si la prenda está muy sucia) en un recipiente con agua tibia, meter la prenda y dejar en remojo durante al menos 15 minutos. Apretar la prenda con suavidad para que se impregnen bien las fibras. Sacar del agua y exprimir el exceso de agua sin retorcer la prenda. Seguir las instrucciones de secado que se indican más abajo.

Lavado a máquina: seleccionar el programa de aclarado y centrifugado y la temperatura del agua templada o fría. Añadir Eucalan (15-30 ml, una o dos cucharadas, por carga) en el cajetín del suavizante. Introducir las prendas y comenzar el ciclo de lavado. Seguir las instrucciones de secado que se indican más abajo.

Secado: es importante secar las prendas alejadas de fuentes directas de calor y luz solar. Colocar las prendas de lana sobre una toalla limpia y seca, enrollar para elimiar el exceso de humedad y dejar secar en horizontal sobre un tendal o sobre una toalla limpia y seca.

Lista de ingredientes:

  • Aceite Esencial
    (Eucalipto, lavanda o pomelo)
  • Lauril sulfato de amonio
    (Jabón de base vegetal)
  • Cloruro amónico
    (Es una sal de amonio utiliza como espesante)
  • Cocamide MEA
    (Agente espumante y espesante
    de origen vegetal)
  • Agua Purificada
  • Hidroxipropil metilcelulosa
    (Espesante de origen vegetal)
  • PEG 75 lanolina
    (Deribado de lanolina natural)
  • Methylchloroisothiazolinone
    (Conservante y antibacteriano)

Suuuuuper oferta Colimaçon!!!

Si, lo digo así,  con  muchas “UUUUU” porque realmente es una super oferta. En Colimaçon & Cie, la marca de fulares franceses,  habrá pronto muchas novedades importantes, que os iremos contando puntualmente. Por el momento, la principal noticia es que durante el mes de abril los portabebés Colimaçon, tanto bandoleras como fulares, tienen un descuento del 25%, así que no tenéis excusa para probar un fular si es que aún no habéis dado el paso.

Los fulares Colimaçon están realizados en algodón 100% tejido en sarga diagonal, en 8 colores lisos con tintes libres de sustancias tóxicas. Son 100% franceses y su relación calidad-precio es inmejorable. Son suaves y manejables, perfectos para usar desde el primer día y también con niños grandes, ya que tienen un excelente soporte.

Incluyen un completo manual de instrucciones en español, con fotografías paso a paso de todos los nudos.

Podéis ver los colores y tallas disponibles en MisCanguritos Tienda Online pero no tardéis mucho en decidir que ya van quedando pocas unidades. El precio que se muestra ya incluye el 25% de descuento.  ¡Encontraréis fulares desde sólo 26,25 euros!

Y lo mismo con las bandoleras, realizadas con el mismo tejido, destaca su solidez y confort. Llevan anillas de aluminio grandes, de la marca SlingRings, en tonos a juego, e incluyen instrucciones.  Podéis verlas aquí: Bandoleras Colimaçon

No dejéis pasar esta oportunidad de conseguir un portabebé estupendo a un precio inmejorable.

Plegados y costuras en bandoleras

Las bandoleras son uno de los portabebés más prácticos y cómodos, rápidas de poner, ocupan poco espacio, son frescas y se pueden usar desde el primer día y hasta el fin del porteo. El abanico de tejidos que se pueden utilizar para confeccionar una bandolera hace de ella un portabebé muy personalizable. Además la forma en que las anillas se unen con la tela puede adoptar también diferentes pliegues y costuras que hacen que se adapte de una manera u otra al hombro del porteador.

Este, el de los plegados de bandolera o la forma en que se cosen las anillas, es un tema que me interesa especialmente por ser uno de los portabebés estrella en mi tienda y también en el porteo de mis hijos y sobrino. Hay que dejar claro que no existe un plegado mejor que otro, ni siquiera el más conocido “sakura” es mejor que otros, simplemente es de los más sencillos de coser y de los más conocidos en nuestro país, aunque no así en otros.

Cualquier plegado es bueno si al porteador le resulta cómodo. Hay personas que han renunciado al uso de bandolera porque sólo conocen el “tipo sakura” y no les funciona, mientras que otras prueban otros tipos de costura, en pliegues, en abanico, etc.  buscando más comodidad que con el sakura y descubren que no necesitan otro plegado, que este más sencillo les funciona a la perfección.

¿Cómo saber si un plegado te va bien o no? La única manera es probando varios, pero esto no siempre es posible. Si conoces a mamás o papás canguro que usen bandoleras sería ideal poder probarlas antes de decidirte por una, identificando el plegado que has probado y te ha convencido y solicitando el mismo en la tienda donde la compres si te ofrecen esta opción. Pero como digo, no todo el mundo tiene esta opción. Si no has usado nunca una bandolera mi recomendación es empezar con el cosido simple o tipo sakura, bien colocado y desplegado en el hombro (nunca en la zona del cuello!!!) es probable que te funcione bien. Si te interesa probar varios tipos de cosido, pliegues, acordeones, abanico, marsupina, tengo disponible entre mi fondo de portabebés una amplia sección de bandoleras con plegados diversos, es otra manera sencilla de saber cuál es tu plegado ideal.

Hay que tener en cuenta también que no todos los plegados funcionan igual en todos los tejidos, no es lo mismo un plegado tipo marsupina en una bandolera fina de algodón que en una de fular grueso.

Vamos a ver en detalle diferentes tipos de costura para bandoleras de anillas:

El plegado que llamamos normal o “tipo Sakura” lleva la tela cosida sin pliegues en las anillas. Este plegado es el que más se extiende por hombro y brazo y en general es el más conocido y utilizado por los usuarios de bandolera de anillas en nuestro país.

El plegado de tablas ,  es muy llamativo estéticamente, queda más recogido en el hombro, despliega menos. El plegado de las bandoleras Oopa sería una variante de éste  pero con pliegues asimétricos.

El cosido “tipo kalea” con tablas en los laterales y un espacio sin pliegues en el centro puede ser con los pliegues hacia el interior (sería el kalea original) o hacia el exterior, cubriendo el dobladillo lateral (sería entonces un kalea inverso). Se parece al plegado de tablas. Despliega bastante por el hombro pero no sube hacia el cuello ni baja tanto hacia el brazo como ocurre con el tipo Sakura.

El “plegado marsupina” bautizado así en honor a Sol, que lo lleva utilizando años en sus bandoleras, es una variación del “plegado acordeón” que no despliega mucho en el hombro por los pliegues previos a la costura, muy característicos por su unión central y por resultar un conjunto de capas de tela que ofrece incluso cierto efecto de “acolchado”. Este plegado no es el marsupina que he estado cosiendo hasta ahora (actualizado a 24 de septiembre de 2011) sino el que originalmente ha usado Sol.

El “plegado miscanguritos, PMC”  antes conocido como marsupina y que ahora vamos a rebautizar, lo comencé a usar hace unos meses variando el box pleat y pensando que era el que usaba Sol, de ahí el nombre que le pusimos en un principio.  Las capas de pliegues son las mismas  que en el de Sol pero en vez de plegar doblemente en el interior se pliega una vez hacia adentro y otra hacia fuera. En unos dibujos que colgaré en breve se verá mejor la diferencia.

El  “plegado miscanguritos inverso o PMC inverso” es una variante más en la que la colocación de las capas de tela se hace igual que en el marsupina, pero luego se dobla al contrario que éste, quedando en el interior de la costura la unión central y una superficie sin uniones en la cara vista del plegado.

Otro tipo de cosido para bandolera es el “acordeón simétrico”, similar estéticamente al marsupina y al miscanguritos pero con menos pliegues en la formación de la costura, quedando los dobladillos vistos en el exterior, lo que no ocurre con el marsupina, en el que la capa del dobladillo lleva otra superior.

Y el “acordeón simple”, un plegado sencillo pero también efectivo, que resulta en una superficie amplia de apoyo para el hombro pero que no despliega demasiado hacia zonas problemáticas como hombro y cuello.

Un plegado un tanto diferente a los anteriores es el “hot dog”. En este plegado, los extremos o dobladillos de la tela quedan hacia el interior de la costura, lo que no ocurre en todos los anteriores.

También tiene esta característica el plegado usado por Didymos, que denomina Scherenfaltung, aunque por comodidad lo denominamos “plegado Didymos”. El tableado de este plegado termina con los dobladillos partiendo de la parte central de la costura por lo que para desplegarse correctamente tienen que abrirse desde dentro hacia afuera.

Una variación de este plegado de Didymos es el plegado “tijera simple”, que hemos empezado a utilizar en MisCanguritos tras probar diferentes modificaciones. Es un plegado menos compacto que el tijera original de Didymos, con más superficie de apoyo y apto para todo tipo de tejidos (el plegado tijera de Didymos es muy difícil de coser en tejidos gruesos).

Otras costuras como las de las bandoleras PSling, Crianza Natural, etc. se recomiendan para un sólo hombro, derecho o izquierdo, por lo que al adquirirlas es necesario indicar el hombro donde apoyarán las anillas según tu preferencia. En todos los plegados mencionados anteriormente el uso es indistinto en ambos hombros.

Y hay muchos otros, especialmente de marcas americanas, si los conocéis, utilizáis y además tenéis fotografías os agradecería que me escribieseis a miscanguritos@gmail.com para contarme vuestras impresiones y seguir ampliando esta guía de costuras de bandoleras.

Recordad que podéis enviarnos vuestros fulares para transformar en bandolera con el plegado que más os guste o llevaros cualquier bandolera de nuestra tienda eligiendo también el plegado o el color de las anillas.  Incluso podéis enviar una bandolera con un plegado que ya no os convenza para cambiarlo por otro y probar algo nuevo.

Las nuevas telas

¡Ya han llegado! Algodones de importación con motivos de animales, geométricos, florales… hay para todos los gustos y varios estampados son algodones orgánicos, para las pieles más sensibles.  Próximamente reorganizaremos el catálogo para diferenciar los algodones de importación de los normales.